Colombia, Noticia, Palma

Acuerdo Cero Deforestación abre mercados al aceite de palma colombiano

Acuerdo Cero Deforestación Detalle
Acuerdo-Cero-Deforestacion-1.jpg

Colombia fue el primer país en firmar un acuerdo sectorial por reducir a cero la deforestación. Inicialmente, 40 organizaciones se comprometieron a trabajar en toda la cadena de producción y comercialización del aceite de palma en la prevención de impactos negativos al medioambiente. Hoy, el Acuerdo Cero Deforestación, que nació en 2017 bajo la iniciativa internacional Tropical Forest Alliance está cerca de duplicar su alcance con 79 firmantes.

Desde su entrada en vigencia, el Acuerdo Cero Deforestación contó con el respaldo del Gobierno Nacional a través de los ministerios de Agricultura, Ambiente y Desarrollo Sostenible y Comercio, Industria y Turismo.

Iván Camilo Mahecha, coordinador regional de la Zona Oriental en el Programa de Palma de Aceite de Solidaridad, destaca que la implementación de lo establecido en este pacto por la sostenibilidad en los cultivos de palma de aceite ha iniciado con pequeños pasos, pero significativos. “Se ha empezado a trabajar en una serie de acciones y de actividades enfocadas primero en proteger lo que aún está en pie respecto a bosques. En segundo lugar, se le ha apuntado a evitar ampliar la frontera agrícola de los lotes de palma ya establecidos en campo”.

Cifras que avalan el camino del Acuerdo Cero Deforestación

El Ideam reveló que en 2019 se registró apenas un 0,03% de deforestación asociada a cultivos de palma en el país, lo que representa el cumplimiento del objetivo del Acuerdo Cero Deforestación. Aunque las cifras más recientes de la entidad encargada del sistema de monitoreo de bosques en Colombia, que corresponden a 2021, muestran un ligero incremento hasta 0,75%, para Iván Camilo Mahecha no se trata realmente de deforestación causada por los palmicultores.

“Es una situación que se ha generado en diferentes zonas del país, muy especialmente en la región del Catatumbo, en Norte de Santander. Los grupos armados al margen de la ley han sido causantes de ese fenómeno de deforestación en inmediaciones de los cultivos palmeros. Esto sucede no solo por la siembra de cultivos ilícitos, sino también por la minería ilegal”, aclaró.

“Se ha empezado a trabajar en una serie de acciones y de actividades enfocadas primero en proteger lo que aún está en pie respecto a bosques. En segundo lugar, se le ha apuntado a evitar ampliar la frontera agrícola de los lotes de palma ya establecidos en campo”.

Iván Camilo Mahecha, coordinador Zona Oriental en el Programa de Palma de Aceite de Solidaridad

Sostenibilidad financiera, clave para la viabilidad del acuerdo

El reto más significativo que tienen Solidaridad, que ha ejercido la Secretaría del Acuerdo Cero Deforestación desde su inicio, para mantener vigente y aumentar su impacto está en la sostenibilidad financiera. En ese sentido, uno de sus aliados es la organización IDH.

“IDH Colombia está convencido de que su participación en el Acuerdo de Cero Deforestación de la Cadena de Palma de Aceite como Panel Asesor contribuirá significativamente al logro de las metas establecidas desde el programa NISCOPS, contribuyendo a la prevención de la deforestación de los productores beneficiados en el programa y beneficiando tanto al medio ambiente como a las comunidades locales involucradas en la producción de aceite de palma”, declaró Carolina Tenorio, directora país de IDH Colombia.

Las políticas adoptadas entre los actores de la cadena que se han vinculado al Acuerdo Cero Deforestación, con presencia de organizaciones como Fedepalma, Fede Biocombustibles y Asograsas, se orientan también al cumplimiento en Colombia de los requerimientos de la regulación internacional. Se ha logrado un importante avance para alcanzar modelos de certificación como los de la RSPO (Roundtable on Sustainable Palm Oil), el Programa de Aceite de Palma Sostenible APSColombia o la ISCC (Certificación Internacional de Sostenibilidad y Carbono).

Con estos estándares de producción, el aceite de palma colombiano ha mejorado sus perspectivas de ingreso frente a los principales mercados internacionales. Esto, a propósito de las normas de Debida Diligencia en derechos humanos, los anuncios de entrada en vigencia del Reglamento europeo contra la deforestación (EUDR) y el creciente interés por la sostenibilidad en el aceite de palma. “Indudablemente el trabajo realizado por la Federación y todo el gremio, para afrontar esta búsqueda por la sostenibilidad de la mejor forma ha sido bueno y sí somos reconocidos por la labor que hacemos. Y, sobre todo, por la calidad del aceite que se está exportando a Europa y Estados Unidos”, señala Mahecha.

María Goretti, Solidaridad
María Goretti Esquivel

Gerente Programa Palma de Aceite

Colombia

[email protected]

Joel Brounen

Country Manager

Colombia

[email protected]

Acuerdo Cero Deforestacion 3

CONTACTO

Conoce el programa NI-SCOPS, implementado por IDH y Solidaridad

También puede interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *